Las Cinco Lagunas

Las Cinco Lagunas son una serie de lagunillas de origen glaciar, situadas en la vertiente norte del macizo central de la Sierra de Gredos. En la provincia de Ávila, comunidad autónoma de Castilla y León, España.

Contexto geográfico

Antes de llegar al circo de las Cinco Lagunas – por un sendero que sale de Navalperal de Tormes – encontramos la laguna de Majalaescoba (1.850 m), presidida por una gran aguja de roca en la cuerda que baja del Callejón de los Lobos.

A mayor altura y tras un umbral rocoso da comienzo el valle del Circo de la Hoya del Belesar. Como diferencia de lo que ocurre en muchos de los circos glaciares de Gredos, este circo de El Belesar no alberga en su interior una laguna, sino un formidable caos de bloques rocosos.

A la izquierda del umbral rocoso, sube un camino que por una pedrera de fuerte pendiente remonta la cresta que separa el valle del Belesar y el Valle de Cinco Lagunas. Tras la subida aparece la inferior de las Cinco Lagunas: la Laguna Bajera. Esta laguna que es la quinta en orden de las Cinco Lagunas, se encuentra a una altura de 2.095 m. La cuarta laguna está al lado (casi parece una sola) y se llama Galana.

Un poco más arriba alcanzamos la tercera, que recibe los nombres de Medianera o Brincalobitos. Siguiendo hacia arriba encontramos la segunda: la Laguna Doncella o del Cabrón. Por fin tras andar 10 minutos acabamos en el desagüe de la primera laguna, la más grande, denominada Cimera o Cabeza Nevada (2.125 m) presidida por los riscos del Gutre y Cinco Lagunas.

Desde la Laguna Cimera puede continuarse la ascensión hasta la Laguna del Gutre (la más alta de Gredos) por un terreno pedregoso.

Ruta Cinco Lagunas

Datos de la Ruta

  • Ruta Lineal: Navalperal de Tormes al Circo de las Cinco Lagunas (Gredos)
  • Distancia ida y vuelta: 27kms.
  • Altitud acumulada: 1400m.
  • Cota de salida: Río Tormes 1225m.
  • Cota máxima: Ladera Laguna Cimera 2170m.
  • Recorrido: Camino y senda marcada por carteles de madera y pequeños hitos de piedras. La parte alta de la ruta transcurre por canchales y grandes lajas de piedra cubiertas de líquenes (Con lluvia o humedad extremadamente resbaladizas).
  • Duración: Ruta de relativa dureza en la que se suelen emplear 9 horas (Sin contar paradas) para completar el recorrido ida y vuelta.
  • Época recomendada: Final de Primavera.

DESCRIPCIÓN:

Tras recorrer la calle longitudinal que atraviesa Navalperal de Tormes, esta nos lleva a cruzar el Río Tormes por el Puente de las Cadenas, estacionaremos el coche en el aparcamiento de la alameda justo a nuestra izquierda. Puente de Las Cadenas

En la misma entrada/salida del aparcamiento, comienza una pista forestal (W), tomaremos la pista que asciende suavemente, cuando la pista nivela su recorrido. Pasaremos junto a unas construcciones de uso pastoril, Construcciones pastoriles (Garganta de Gredos).

Continuaremos por la pista en ligero descenso y cogeremos el primer desvió hacia nuestra derecha, para pasar La Garganta de Gredos por el puente de Las Ranas. Justo al salir del puente nos encontraremos un cartel informativo sobre la ruta que estamos realizando.

Observaremos en el perfil de altitud la dureza que nos espera. Y más cuando vayamos comprobando que en el, todo está marcado como subida continua, pero ya hemos realizado una bajada y no será la última.

Seguiremos ascendiendo por la pista hasta que en una curva muy cerrada hacia la derecha, en el margen izquierdo de la misma un cartel de madera nos indicara la dirección por la que sale un pequeño sendero (SE) el cual tomaremos y nos bajara hasta el río.

Cruzaremos este por el Puente de Las Tenadas, tras cruzarlo nos encontraremos una nueva bifurcación .En la que nuevamente unos carteles de madera nos indican la dirección a La Laguna Grande (Hacia nuestra izquierda “SE”) y otro a Las Cinco Lagunas (Hacia nuestra derecha “SW”) que será el que seguiremos.

El sendero se empina considerablemente, discurriendo a media ladera por la Garganta del Pinar, llevando el arroyo a nuestra derecha. El fuerte desnivel comienza a disminuir cuando pasamos por enfrente de el Risco Redondo (Que veremos a nuestra derecha como altura mas significativa en la ladera de enfrente).

Refugio de la Barranca

A partir de aquí y hasta que alcancemos el Refugio de la Barranca será una sucesión de falsos llanos (Bajadas y subidas muy suaves) que con la imagen al fondo de las paredes que forman las cumbres mas significativas de Gredos, irán animando nuestro caminar. El cual tras pasar por unos bellos prados (En los que nosotros tuvimos ocasión de observar un numeroso grupo equino) discurrirá de nuevo junto al arroyo.

Justo cuando la falsa llanura termina, encontraremos el Refugio de la Barranca (9 Km. desde el comienzo de la ruta), es un pequeño Chozo de piedra, muy bien conservado.

Nosotros lo encontramos muy limpio, tiene capacidad para unas 8 personas tumbadas, chimenea, leña, perchas, velas, 2 botellas de gas, 2 botellas de alcohol de quemar, varias cocinas artesanas de alcohol.

El recorrido hasta aquí ha sido relativamente fácil, pero es a partir de este punto donde comenzara a ganar dureza (por lo que haremos bien si aprovechamos para descansar y reponer fuerzas con unas buenas viandas).

Repuestas fuerzas, continuaremos ascendiendo, guiados ya por los pequeños hitos que nos van marcando la ascensión por la pared posterior al refugio. Ganando altura rápidamente como podremos comprobar al mirar hacia abajo y ver el refugio a nuestros pies.

El arroyo comienza a ser más sonoro y espectacular, formando pequeños saltos de agua de singular belleza, cuya contemplación nos servirá para ir tomando “aire” en la dura cuesta.

Las lagunas

Continuaremos avanzando (Pequeños hitos nos marcan la dirección) por grandes bloques y lajas de piedra cubiertas de líquenes. (Con lluvia o humedad, serian extremadamente resbaladizas. Lo que haría intransitable el recorrido) hasta alcanzar La Laguna de Majalaescoba.

Una vez disfrutado tan singular rincón, continuaremos avanzando hacia el Circo de La Hoya de las Berzas.

Cuando alcancemos el arroyo del rebosadero de las lagunas (Por nuestra izquierda) guiados por hitos comenzaremos una trepada por esta pared (SE) en paralelo al arroyo hasta alcanzar tras duro esfuerzo la Laguna Bajera. La bordearemos por nuestra derecha, seguiremos subiendo y enseguida veremos la Laguna Galana.

Seguiremos ganando altura por la ladera de nuestra derecha hasta divisar la Laguna Medianera. Unos metros más arriba alcanzaremos la Laguna Doncella. Nos acercaremos a sus aguas y desde allí veremos que para continuar nuestro camino y ver la Laguna Cimera deberemos continuar ascendiendo hacia el canchal. Que veremos a nuestra derecha y desde el cual obtendremos tan gratificantes vistas de la Laguna Cimera, la más grande. Coronando este gran cuadro natural.

Tras un largo y merecido descanso, disfrutando de este bello y singular espacio reservado a “Montañeros”, comenzaremos el descenso. Nosotros aprovechamos que cuando subíamos al canchal (A nuestra derecha) desde el que vimos la Laguna Cimera, vimos las marcas de unos hitos que se dirigían hacia La Hoya de Las Berzas. Por un recorrido pedregoso, pero con bloques de piedras mas pequeños que por los que habíamos subido por el rebosadero.

Así que nos decidimos a bajar por el (Fue una decisión acertada, pues aunque costo bajar .No hubo ningún paso peligroso) hasta alcanzar de nuevo el arroyo y sobre nuestros pasos volver al punto de inicio y final de la ruta.

Fuente: trotamontes.org