Sierra de Gredos

Propietarios Reserva Caza Gredos denuncian muerte 150 cabezas por los lobos

La presidenta de la Asociación de Propietarios de la Reserva Regional de Cada «Sierra de Gredos», María Ángeles Prieto, ha denunciado este sábado la muerte de 150 machos de cabra montés durante los dos últimos años por ataques de lobos en este espacio natural abulense.

Prieto ha realizado estas declaraciones a Efe tras asistir a la subasta anual de 106 lotes en La Aliseda de Tormes, una de las seis entidades del municipio de Santiago de Tormes, situado en la vertiente norte de este macizo.

La subasta, en la que han participado en torno a 200 personas, ha vendido la totalidad de los lotes que salían a la venta, alcanzando una recaudación total de 315.000 euros, algo menos que en 2018, aunque también eran menos ejemplares.

El lote por el que más dinero se ha pagado ha sido el correspondiente a la Categoría A1, de la vertiente norte de Gredos, por el que alguien ha pujado hasta alcanzar los 9.028 euros, casi 3.000 más que el año pasado, según ha señalado la también alcaldesa de Zapardiel de la Ribera.

En esta ocasión la subasta ha tenido lugar en La Aliseda de Tormes, para cumplir así con la tradición según la cual un pueblo de la vertiente norte de Gredos cede el testigo al año siguiente a uno de la norte y viceversa.

En total, la Reserva Regional de Caza tiene una extensión de 39.000 hectáreas en las que se reparten los 15 municipios que la integran a ambos lados del macizo.

El dinero recaudado se reparte entre los propietarios, excepto un 15 por ciento, que va destinado a un fondo de gestión común.

Según ha denunciado la presidenta de la Reserva Regional de Caza, este año se ha tenido que reducir el número de lotes, ya que «la presión por los ataques de lobos» ha mermado la cabaña en 150 machos durante los últimos dos años.

Aunque en torno al 10 por ciento, según María Ángeles Prieto, puede deberse a otras cuestiones, el resto es debida a la presión de los cánidos, ya que esa cantidad sólo sería posible por una «epidemia» que no existe, o por la acción de los furtivos, pero no se llevan las cabezas, como es lo habitual.

Por ello, tanto la subasta, como la comida posterior, han servido para reclamar medidas de control de los cánidos y para «reivindicar la caza y que el lobo sea especie cinegética al sur del Duero».

En esa comida ha sido homenajeado el director general del Medio Natural, José Ángel Arranz, así como el director técnico de la Reserva Regional de Caza, Manuel Salvador Díez, por sus 13 años al frente de la misma.

En el mismo acto, al que ha asistido el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, también ha sido homenajeada la presidenta de la Asociación de Propietarios, María Ángeles Prieto, por su labor en los últimos cuatro años.EFE

Deja un comentario